Novelas

El señor de los vientos  Portada el señor de los vientos

Sobre el señor de los vientos

Tengo el atrevimiento de adjuntar la introducción de esta, mi primera novela aquí, para que los que llegáis hasta mi web, podáis disfrutar de un pequeño cacho de mi sin tener que pagar por ello. Si seguís bajando tras leerlo, encontraréis el vídeo de presentación que creé para mostrar la novela por primera vez en la plataforma “Verkami”.

INTRODUCCIÓN

Apreciado lector, me veo bajo la obligación de escribir una pequeña introducción para explicar algunos términos que pueden no quedar claros durante la lectura y para disipar algunas dudas que puedan surgir, ya que el entorno de la experiencia que voy a narrar no es conocido por la mayoría, así que, si me lo permiten, procederé a contarlo.
Durante el verano de 2015 me vi encerrado en un campo de trabajo. Antes de que se empiecen a plantear la existencia de campos de exterminio y explotación humana en pleno siglo XXI, puntualizaré que estos campos no son más que campamentos para jóvenes en los cuales se les empieza a introducir en el mundo “laboral”, por llamarlo de alguna forma.
Como amante de la historia que soy y como mis principios arqueológicos reclaman, no pude apuntarme a otro campo que no fuese al de la modalidad arqueológica. Algunos se preguntarán por qué iba un chico de apenas 17 años querer trabajar en pleno verano. La respuesta es más sencilla de lo que puede parecer a simple vista. Me entusiasma la arqueología y lo he hecho desde que era un niño (bueno, más niño que ahora). Creo que esto es suficiente información para dar a entender lo que siento por ese trabajo.
Sin más dilación, pasemos a la parte que, probablemente les interese más, o la única que les interese sobre esta introducción. Deben saber ustedes que esta historia me ocurrió tal y como la explico en la novela hará cosa de un año, por lo que les pido que los pocos a los que este manuscrito llegue, sean lo más confidenciales posible, hay que tener cuidado con quien lee las letras que hay escritas en estas páginas.
Si realmente está usted dispuesto a arriesgar su integridad mental al leer este relato, le invito a que siga adelante, pero debo informarle de una última cosa: lo que usted va a leer aquí va a cambiar su percepción del mundo real y de algunas cosas más que observará a continuación, le ruego que no lo comparta con nadie y no intente descubrir más sobre ello, pues eso le podría traer fatales consecuencias.
Si tiene la intención de llegar hasta el final de estas páginas, le deseo mucha suerte, tenga cuidado mientras lo lee, nunca se sabe quién o qué puede estar observándole desde las sombras. Muchas gracias por su atención.

Escritura y fotografía

A %d blogueros les gusta esto: